NO son MICRO, machismos cotidianos, grimorio del Mes de Marzo

no son micro 1

¿QUÉ NOS CUENTA LA EDITORIAL?

Tienes en tus manos el libro que millones de personas exigen en redes sociales, ese que la gente pregunta constantemente por qué no ha sido escrito en México. Un libro que entrega las preguntas y las respuestas que más tiempo, espacio y caracteres ocupan en la discusión cibernética, en los cafés y en las calles después de cada marcha contra la violencia feminicida. Cualquiera que se pregunte por qué no debe usar el término feminazi, por qué tantos hombres interrumpen a las mujeres, por qué hay hombres aterrados frente al cambio, por qué le damos más valor a una estatua que a la vida de una chica asesinada, cómo se puede ser igualitario más allá del discurso, encontrará aquí las claves para la comprensión y el debate informado. Éste es un libro para quienes argumentan que los hombres siempre han sido así y que las mujeres calladitas se ven más bonitas, porque rabiosas frente a la violencia masiva pierden su encanto; ese encanto que da tanta tranquilidad a una sociedad centrada en las necesidades emocionales de los hombres, de los patriarcas, de los machistas, de los conservadores, de los guapetes de la güisquizquierda. No son micro. Machismos cotidianos puede abrirse en cualquier página para encontrar la respuesta a nuestras preguntas, los argumentos que las chicas y chicos más jóvenes están buscando para enfrentar una absurda guerra de desinformación que pretende acallar las nuevas formas de convivencia entre personas, de la niñez y juventud a veces indefinible y siempre imposible de etiquetar. Es entretenido, lúcido, implacable, claro, realista y honesto, igual que sus autoras. Si este libro estuviera en todas las bibliotecas escolares y en las redacciones de los medios de comunicación, el absurdo debate sobre lo que significan la igualdad, el machismo, el feminismo y la violencia de género se disolvería para transformarse en la conversación más urgente de este siglo: cómo hemos sido y cómo queremos ser, cómo educar para vivir en paz, en el amor y en la diversidad que reconoce las diferencias sin que cuestionar o rebelarse frente al pasado merezca el insulto, la descalificación o la muerte.

AUTORAS

ERÉNDIRA DERBEZ

Escritora e ilustradora. Estudió Historia del Arte en la Universidad Iberoamericana. Trabaja temas sobre género, arte y política y de forma paralela, actualmente cofundadora del estudio de diseño Plumbago en el que ha trabajado con distintas editoriales y medios impresos, A su vez ha articulado en distintos medios periodísticos y fue compilada en el libro Estamos de Pie (planeta 2017). Su trabajo se caracteriza por la denuncia social, el discurso feminista, la crítica política y la conciencia de clases. Ello deriva en gran parte de que fue educada en una familia que se mantenía al día de la situación nacional e internacional, crítica y sensible ante los sucesos relacionados con la violencia y la desigualdad económica.

“Para ella, desde su trinchera, las resistencias se escriben, se muestran y se ilustran.”

erendira-derbez

CLAUDIA DE LA GARZA

Historiadora del arte y doctora en Ciencias sociales, con especialidad en estudios de género. Docente e investigadora de temas sobre moda, arte contemporáneo y feminismo, siente fascinación por las múltiples maneras en que usamos la ropa para crear identidades y transformar nuestro cuerpo  en un lugar de disidencia. Escribe ensayo y ha encontrado en la curaduría y museografía crítica una plataforma de enunciación, a través del desarrollo de numerosas exposiciones a nivel nacional e internacional, con temáticas sociales en museos como el de la Memoria y Tolerancia, Casa de la Memoria Indómita, MUCA Campus, Shanghai Art Museum, Bunkamura Museum en Tokio, Pinacothéque de París y el Museo de Thyssen Bornemisza en Madrid entre otros. Actualmente es coordinadora del museo UNAM HOY.

LA BÚSQUEDA DE LAS AUTORAS

Cuando caminas por la calle te sientes intimidada por los comentarios obscenos que te dirigen los hombres al pasar. Te subes al metro, un tipo se te “arrima” mientras las personas alrededor fingen no darse cuenta. En la junta de trabajo eres interrumpida abruptamente por quinta vez al intentar presentar tu proyecto. Describes tus síntomas en la clínica de salud y te recomiendan que vayas a casa y te relajes, al parecer “sólo quieres llamar la atención” según el diagnóstico del médico…
Las anteriores son tan sólo algunas de las situaciones que nos ocurren a muchas mujeres. Nos referimos a acciones o comentarios que, de manera sutil o descarada, intencional o no, nos minimizan, descalifican, cosifican, silencian y agreden por el hecho de ser mujeres. A estos dichos, conductas y actitudes basadas en la creencia de que los hombres son superiores se les denomina machistas. El machismo es una ideología muy arraigada en nuestra cultura, que se presenta de muchas formas; abarca prácticas, discursos y comportamientos que niegan a las mujeres como personas autónomas e independientes.

No es un problema de unos cuantos hombres “malos” que odian a las mujeres y buscan ejercer su poder sobre ellas (aunque también los hay) o de mujeres “competitivas que se odian entre sí” y por eso replican actitudes machistas. Se trata de un problema estructural, una visión del mundo que se nos presenta como una realidad irrefutable y que incide en la sociedad en todos los niveles. Son comportamientos que aprendemos desde la infancia, y que sin darnos cuenta transmitimos a las nuevas generaciones porque si “siempre ha sido así”, será porque “así debe ser”, ¿o no?… Cuando hacemos algo una y otra vez terminamos por hacerlo parecer normal. Vivimos en una sociedad que durante siglos ha colocado a los hombres por encima de las mujeres y con esa lógica ha organizado las relaciones entre seres humanos: se nos asignan lugares, roles, conductas y hasta formas de expresarnos o movernos diferenciadas por nuestras características biológicas. Al repetir estas prácticas contribuimos a mantener un orden social desigual, en donde las mujeres son sometidas o discriminadas y los hombres conservan la posición de dominio que la sociedad les adjudica.

Todas las personas somos educadas dentro de este sistema, de manera que tanto mujeres como hombres realizamos día con día actos machistas. Hacemos o decimos cosas que refuerzan las desigualdades, la mayoría de las veces sin darnos cuenta: una mirada de reprobación o un comentario irreflexivo, tanto en lo privado, en pareja o en familia, como en los lugares que compartimos con muchas personas, como en la escuela, en el trabajo o en las redes sociales.

“Estos gestos, dichos, conductas y actitudes de violencia sutil son llamados Micromachismos ya que, por la cotidianidad con la que se ejercen, suelen pasar desapercibidos”

MI EXPERIENCIA CON ESTE LIBRO…

Este mes de Marzo quería elegir un título referente a la conmemoración del 9 de Marzo, un grimorio fresco e interesante que tocará las problemáticas actuales en México que de una u otra forma todos estamos atravesando por medio de la conciencia colectiva y nuestras acciones cotidianas.  Y de pronto me encontré con el impresionante Arte de Eréndira Derbez hace algunas semanas, el cual les confieso me ha puesto las emociones a flor de piel y me hace replantearme el enorme problema que enfrentamos las mexicanas y muchas otras mujeres en todas partes del mundo.

Les comparto que literalmente terminé el tomo en dos días en cuanto llego a mis manos no pude parar de leerlo, es un libro muy digerible que toca fibras muy sensibles en nuestro país y cultura de forma amena, entretenida y hasta tropicalizada, que nos invita a una reflexión muy profunda de los comportamientos que se han convertido en protagonistas de nuestro día a día por generaciones, que a veces son tan imperceptibles que ya casi no los notamos y desafortunadamente ejercen “violencia”.

Este “NO es un libro para mujeres”, este es un libro que debe ser leído por “mujeres y hombres” indistintamente que contribuye a un despertar de mente y alma,  que es urgente fomentar para las futuras generaciones. Yo tengo dos hijos varones y tengo la firme convicción de que sean adultos conscientes, respetuosos, amorosos y responsables no solo con las mujeres, si no con todo su entorno en general y aunque soy una Madre pagana, bruja y liberal  con gran apertura me acuso abiertamente de que hasta incluso yo misma he cometido algunos micro machismos en casa que deben ser corregidos; quede atónita con este descubrimiento y a la vez muy contenta de haberlos detectado muy a tiempo para no seguirlos reproduciendo.

Eso precisamente me deja No son Micro Machismos cotidianos, una autocritica sana, un debate mental de mis valores, conductas y patrones desde que era niña hasta ahora que soy un adulto, lo que me dejaron de casa y lo que hoy puedo mejorar, a su vez prioritariamente la necesidad de compartirlo desde el núcleo familiar, hasta mi entorno social inmediato y a todos ustedes mis lectores regulares esperando desde mi trinchera  contribuir de forma amorosa y con vibras esperanzadoras para hacer un “cambio” en el presente y el futuro que se avecina, de verdad léanlo me encanto y me deja grandes tareas que emprender.

Es una excelente opción para leer este Lunes 9 de Marzo en la iniciativa “UN DIA SIN NOSOTRAS” #el9nadienadiesemueve que muchas de nosotras estaremos en Casa como una señal de protesta, por todas las que ya no están y por las que nos quedamos, pueden aprovechar para regalarse un tiempo de calidad con ustedes en introspección y reflexión.

Como anuncio importante recuerden que las instalaciones de nuestras sucursales 1 y 2 de Salem Witch Store & Coffee, tierra de Brujas permanecerán ABIERTAS este Lunes, pero no asistirá a laborar nuestro equipo femenino, ni habrá clases en nuestro Centro de estudios, mientras tanto como señal de apoyo nuestro equipo masculino amorosamente estará recibiendo a los que gusten visitarnos.

87146078_659365588231738_3107156109895401472_n

QUE REINE LA SORORIDAD EN NUESTRAS VIDAS, CON AMOR PARA TODAS USTEDES ELSA MARYA

89596356_1306539299538101_4712462942082170880_n

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s