Parásitos Astrales y Vampiros energéticos

Los parásitos astrales y físicos existen y subsisten a través de la historia en el ecosistema espiritual. Entidades que no necesariamente son malévolas, pero se alimentan de nuestra vida, energía, ideas, vibración, etc… un ejemplo metafórico para que me entiendan la idea, ¿se imaginan una sanguijuela succionando la sangre de su cuerpo? Muy probablemente no te mueres, pero piensa en el punto, ninguno de nosotros queremos un organismo extraño colgado de nuestro cuerpo, mente y energía.

 Cuando comenzamos la brujería o cualquier otra forma de trabajo de mágico, comenzamos a iluminar varios planos de consciencia, el físico y el astral. Para estas criaturas, es como una polilla a una llama, cuando aplica a las personas, individuos que se encuentran en un cuarto obscuro y ven la luz en una puerta entre abierta. Se sienten atraídos por esa energía y quieren comenzar a descomponerse y comerla para alimentarse de esa luz que emanas.
Sin embargo, no solo los practicantes de magia o algún sendero espiritual son susceptibles a los parásitos astrales. Como Bruja a lo largo de mi vida he logrado ser testigo de innumerables casos créanme cuando les cuento que los parásitos son realmente muy comunes. Curiosamente, también he notado que los parásitos están aumentando y se vuelven más fáciles de percibir. Tal vez, se deba al estado actual del mundo, estamos atravesando por un momento donde hay mucho caos, ira, celos, ambición, envidia y miedo que azotan casi todos por diferentes cosas.

parasitos 2

DAÑOS CAUSADOS POR LOS PARASITOS ENERGETICOS

Los parásitos astrales y físicos nos drenan la energía. Pueden inducir sentimientos de letargo constante, depresión, ira, miedo, crear apetitos sexuales extraños, problemas para dormir bien, pesadillas y en el peor de los casos, pueden causar problemas de salud física. Se alimentan de esta energía. Ahora, esto no quiere decir que si estás pasando por estas cosas es solo por parásitos astrales. Una bruja bien equilibrada abordará los problemas desde una perspectiva holística, lo que significa también hacer un análisis profundo de nuestro entorno en familia, pareja y amistades, ver a un médico, buscar un terapeuta con licencia, comer y hacer ejercicio correctamente, dormir lo suficiente y emplear trabajos mágicos y espirituales.

pasaritos 3

¿CÓMO LUCEN LOS PARASITOS ENERGÉTICOS?

Tengo varias teorías y experiencias en este apartado, ya que los parásitos astrales se manifiestan de diferentes maneras. Los parásitos más comunes que veo son lo que parecen pequeñas babosas / sanguijuelas que se retuercen lentamente alrededor del campo áurico. También hay parásitos con forma de araña que se mueven un poco más rápido. Los parásitos más obstinados tienen una especie de tentáculos. Estos tentáculos comienzan a llegar más allá del aura y al cuerpo físico.
Cuanto más tiempo estén conectados al huésped se vuelven mas fuertes y difíciles de separar del campo áurico de una persona.  Otro parámetro que nos ayuda a determinar la presencia de estas entidades es el color grisáceo que adquiere el huésped, generalmente podemos ver un brillo muy peculiar en el rostro de una persona que es característico de cada uno de nosotros y todos distintos, cuando su esencia empieza a tornarse como “triste o sin vida” habrá que palomear el primer foco de alerta.

Ahora, esto no significa que esto sea concretamente su aspecto, pero estas han sido todas mis experiencias al percibirlas, que también podrían ser símbolos subjetivos para traducir la información energética.

VAMPIROS ENERGÉTICOS,

-EL AJO NO ES GARANTÍA DE SALVACIÓN-

En cuanto a los parásitos del plano físico, son aquellas personas, que en terminología del arte conocemos como vampiros energéticos. Salen a la luz del día, y no salen despavoridos ante un manojo de ajos, ni el agua bendita. Pero si observamos detenidamente a nuestro alrededor, podremos detectar las señales que los distinguen. La más evidente es el agotamiento de quienes se relacionan con ellos. No en vano, se alimentan de la energía ajena como los vampiros lo hacen de sangre, succionando la alegría, el bienestar y el entusiasmo de quienes se cruzan en su camino. De ahí que se les conozca como ‘vampiros energéticos’.

Suelen tener un sistema del aura poco desarrollado, con recursos energéticos pobres y con el fin de obtener la energía que necesitan, tienden a invadir el sistema del aura de otras personas y absorber su energía, logrando  de este modo aumentar sus reservas energéticas produciendo desgaste o agotamiento energético de la otra persona, que es en definitiva su víctima.

Todos nos hemos encontrado con alguno en un momento u otro de nuestra vida. Puede que incluso formen parte de nuestro círculo más cercano. No importa la cantidad de tiempo que pasemos con ellos o la frecuencia con la que compartamos nuestros encuentros. Siempre nos sentiremos cansados y débiles tras esa interacción. Por lo general, se trata de personas que tienden a orbitar alrededor de su propio ombligo. Viven tan centrados en sí mismos, en sus problemas, circunstancias y necesidades que apenas queda espacio para nada más. De ahí que suelan construir un discurso repetitivo, además de jugar a menudo la carta del victimismo. Les cuesta mucho ‘ver’ a la persona que tienen delante, a quien a menudo utilizan meramente como ‘basurero emocional’. Suelen ser rápidos a la hora de emitir opiniones y prodigarse en críticas y descalificaciones, y a menudo son hábiles manipuladores. Y es que aunque carecen de colmillos, no dudan en morder.

83613392_864857150640380_3156076135289192448_n

A grandes rasgos, existen dos tipos de vampiros energéticos. En primer lugar, están los que acuden a nosotros constantemente para contarnos sus problemas. Suelen jugar a la perfección el papel de víctimas, buscando que sintamos lástima y pena por ellos. Y pese a nuestros esfuerzos, nunca parecen asumir la responsabilidad de sus acciones, ni hacer nada para cambiar o transformar la raíz de sus problemas. Son como agujeros negros, capturando y haciendo desaparecer cualquier rayo de luz que se atreva a asomarse a su vacío.
En segundo lugar, están quienes avasallan sin contemplación, actuando con un permanente aire de superioridad. El juicio es su deporte favorito, y son campeones en la disputada categoría de quejas y lamentos. En vez de valorar y agradecer nuestras respuestas y propuestas, se dedican a descartarlas o descalificarlas sin más. Tienen la sutileza de un ‘bulldozer’ y la misma capacidad de destrucción. Aunque somos conscientes de cómo nos sentimos tras relacionarnos con ellos, ya sea por costumbre, por amabilidad o por educación, solemos permitir que nos asalten emocionalmente y drenen nuestra energía. Y puesto que en un momento u otro nos veremos obligados a interactuar con ellos, tal vez sería interesante cuestionarnos cuál es la mejor manera de lograrlo sin salir gravemente perjudicados en el proceso –o sin tener que recurrir a las estacas y a las ristras de ajos.

Es de destacar que en el ámbito laboral suelen ser personas con las que es muy difícil trabajar y cuyo rendimiento es muy dispar; a veces son altamente eficaces y otras totalmente inoperantes. Se caracterizan a menudo  por quejarse de que el mundo es injusto con ellos, por adjudicarse las ideas de los demás y vivir a costillas del esfuerzo ajeno.

Tras el ejercicio de honestidad que requiere responder a estas preguntas para diagnosticar, puede que resulte útil tratar de detectar las señales que nos definen como ‘vampiros’. ¿La gente nos corta cuando hablamos? ¿Nos ponen excusas para justificar sus acciones? ¿Se desconectan  cuando les estamos explicando nuestras vicisitudes?

COMO LIBERARNOS DE ESTOS PARASITOS.

#NOTTODAY SATÁN

“No hay mayor esclavitud que decir sí cuando se quiere decir no”.
El primer paso para dejar de ser tan vulnerables ante los vampiros energéticos en el plano físico es dedicar algo de tiempo a valorar qué tipo de relaciones queremos establecer con ellos. Podemos partir de la base de que no vamos a hacerles cambiar de actitud ni de hábitos. Ese cambio sólo se produce cuando ellos mismos asumen el compromiso de transformar su manera de actuar y de comunicarse. En este escenario, lo único que nos queda es aprender a marcar los límites necesarios para preservar nuestra salud emocional. Y para ello, tenemos que empezar por priorizar nuestras necesidades y respetar nuestro tiempo. No se trata de cortar la relación con alguien a quien apreciamos, sino de saber mantener la distancia cuando el vampiro en cuestión nos avasalle en modo ‘incontinencia verbal tóxica’.

Al cambiar nuestra manera de responder -interna y externamente- ante los estímulos de siempre, podremos lograr que los vampiros energéticos se vean en la tesitura de tener que actuar a su vez de forma distinta. El objetivo es hacer de espejo a nuestro interlocutor, en vez de alimentar una conversación condenada a la esterilidad. En última instancia, los vampiros energéticos pierden el control cada vez que la realidad no se adapta a sus expectativas, y eso les convierte en esclavos de sus circunstancias. De hecho, sus palabras, conductas y actitudes denotan una profunda falta de responsabilidad y madurez. De ahí la importancia de cuestionarnos qué podemos hacer nosotros para cambiar la dinámica de esa relación.

Si aspiramos a cambiar el feedback que recibimos de nuestras relaciones, tenemos que empezar por transformar nuestra manera de comunicar. En una interacción sana, la conversación y la energía fluyen entre dos personas con un equilibrio palpable. Cada uno tiene su espacio para compartir, comentar y responder, y hay espacio para la escucha y la reflexión.

En cuanto a los parásitos del plano espiritual, la mejor manera de prevenirnos de ellos es asegurarnos de utilizar prácticas de protección y limpieza periódicas. Un aliado verde y super potente que te puede proteger  parásitos energéticos es el AJENJO, otro magnifico tip es hacerte un baño con sal marina una vez al mes. Carga en tu bolso siempre un limón para que absorba la negatividad a tu alrededor y cámbialo periódicamente cuando luzca seco y sin vida,  aplica en oficinas y hogares. Un aliado del mundo mineral para protegerse es la obsidiana (un gran hoyo negro liberador que absorberá estas brutales energías y depurará tu vibración ) les digo de antemano que su energía es “pesadita” los primeros días que la usamos pero posteriormente te acostumbras; asegúrate de limpiarla y descargarla una vez al mes en la tierra de tu jardín o incluso una maceta. Coloca una herradura en la entrada de tu hogar, y algunas piedras de alumbre el los 4 puntos cardinales, cada seis meses asegúrate de disolverlas en agua, tirarla a la coladera y sustituirlas por unas nuevas en su posición original.

Asegurarte de anclarte a la tierra (recuéstate y recárgate)  antes y después de cualquier ritual, magia, curación o lectura psíquica,  puede asegurarte de que aunque tu energía sea potente y luminosa, un festín para atraer parásitos con algunos de estos witchytips los mantendrás a raya.

pagan-witch-salt-protect-remove-negative-energy-bowl-dish

Espero maravillosos #magicmakers les sea de utilidad esta información basada en mi experiencia en el campo de vida y ocultista, deseo sinceramente que vibren bonito y con fuerza, no permitan que nadie apague su hermosa luz, sus talentos, sus ideas y su valiosísima energía.

Como anuncio final si les intereso este tema de la araña, les comparto que en este mes de Marzo 2020 estaremos aperturando oficialmente el primer taller de “Magia defensiva” que incluirá un sin fin de prácticas cotidianas, hechizos, talismanes y técnicas para minar con fuerza su campo áurico, incluyendo espacios y pertenecías realmente es un taller super completo para que aprendan a diagnosticar asertivamente estas tendencias y sus respectivas soluciones, a cargo del especialista de Casa Salem Witch Store & Coffee en estos menesteres Daniel Galicia. Esperen la publicación de la información completa la próxima semana. 

A VIBRAR BONITO! ELSA MARYA

parasitos

Lunuar Photo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s