Brigid, la Diosa del Fuego y sus rituales

La energía de la luz se acerca con mayor fuerza e intensidad, estamos a punto de dar la despedida al invierno y sus aires helados, terminamos el largo letargo para comenzar en el punto de partida donde todo vuelve a nacer. En los caminos mágicos ancestrales la tarea fundamental de este tiempo conocido como Imbolc o Festival de las luces es auspiciar el nacimiento, la purificación e iniciación. Es un momento para la limpieza física y espiritual que prepara el terreno para la primavera y expulsa el espíritu del Año Antiguo. Algunos lo celebran mediante un ritual de destierro en su espacio sagrado e incluso una depuración profunda a nivel personal, encendiendo al finalizar una llama que represente el fuego de bendición en el hogar. 
Una de las características primordiales de este festival, es su carácter sagrado asociado a la Diosa Celta del fuego Brigid, la cual a mutado y sobrevivido a través de los tiempos y las circunstancias, un claro ejemplo de esto fue su cristianización como Santa Brígida o la Santa Novia;  la grandeza su culto devocional se asocia a la creencia de que fue la partera y la madre adoptiva de Jesús.

La iglesia católica tergiverso y adorno todo esto, contándonos la historia de una mujer de cabellera rojiza (irlandesa), llamada Santa Brígida,  atribuyéndole la salvación de Jesús niño cuando la persecución de Herodes, relatando como se puso en mitad de un camino y entretuvo a los soldados romanos incendiando su hermosa cabellera. Después de este suceso, la guardiana de Jesús no vuelve a ser nombrada.

Lo más probable es que fuera una sacerdotisa-maga Druidesa quien fue la encargada de velar al niño y que se manifestó etéricamente en aquel lugar para impedir que los romanos mataran al niño. De ahí la leyenda de que Brigit protege a los niños desde su cuna.

Brigit es la Diosa del Fuego de la Vida, del Perdón, de la Transmutación e inspiración.

Brigit  es la Diosa de la llama interior de vida, naturaleza y creación y la Guardiana del caldero y del cáliz, ya que ella representa el Sacerdocio del Santo Grial.

Su nombre significa “Brillante”

Era también conocida como: Brigantia, Brid, Bride, Briginda, Brigdu, Bridget y Brigit.

Otros nombres, la mayoría de ellos relacionados con sus atributos, dones y cualidades, como por ejemplo: “Poder”, “Flecha Flamígera de Poder” (Breo-Saighead o Saighit), y “La Poeta” (a quienes protege e insufla el fuego sagrado de la inspiración).

Llamada en ocasiones la Triple Brigit; Las Tres Damas Benditas de Britannia y “Las Tres Madres”.

Era considerada también la diosa del Fuego del Hogar. Protectora ante cualquier  guerra, invasión o enfrentamiento, y por este motivo era llamada “Briga”. Sus sacerdotisas guerreras eran llamadas “Brigantes”.

En la leyenda se dice que Brígida nació “dentro y fuera de la casa” ya que su madre la había dado a luz con un pie fuera de la puerta y un pie adentro.
Este incidente sin precedentes la convierte en una deidad nacida en el espacio liminal,  la Diosa del “tiempo intermedio” entre el invierno y la primavera.
Simboliza el surgimiento de la Diosa de la primavera desde el “Hollow Hill” ó Inframundo, tal como una serpiente que emerge a la superficie.
La serpiente es uno de sus espíritus sagrados, ya que simboliza la energía de la tierra que una vez más comienza a fluir, fertilizándola y revitalizándola con una nueva vida.

En la mitología Celta la temporada oscura de Samhain a Imbolc es gobernada por la anciana Cailleach. Se dice que reina desde Ben Nevis y Winter’s Night  y que al lavar su pálido rostro trae la primera nieve a la montaña anunciando el Invierno. Como uno de sus grandes objetos sagrados posee un stang o bastón de endrino, que utiliza para destruir la vegetación, derribar las hojas y elevar las tormentas de invierno.
Ella y Brígida son dos aspectos de la diosa que simbolizan la que habita abajo
la Madre Oscura” y la que habita arriba “la Diosa del Fuego y la Vida”

Algunas tradiciones sostienen que Cailleach y Brigid son una y la misma diosa. En Imbolc Eve, la Cailleach viaja a Tir-na-nog (la Tierra de los siempre jóvenes) y allí encuentra un Pozo de la Juventud, bebe de él y se transforma en una bella doncella y su varilla detonante negra se convierte en una varita de curación blanca.  Con un toque de esta varita sanadora, la hierba se vuelve verde y las flores de nieve comienzan a florecer.
 
La diosa Brigid, presidió el hogar, el nacimiento, los infantes, la sanación, la fragua, la inspiración, el arte y la habilidad sagrada en los oficios de manufactura, el mundo de los cultivos, el ganado y la naturaleza. 
El Glosario de Cormac del siglo X declara que Brígida era la hija del Dagda, el “Gran Dios” de los Tuatha de Danaan, citando lo siguiente

     “Mujer de sabiduría … una Diosa a quien los poetas adoraban, porque su protección era muy grande y poderosa”.
 
Dado que la poesía estaba entretejida con aspectos de la adivinación, Brígida también fue vista como la inspiración detrás de la adivinación y la profecía, por lo que se asocio a Imbolc como un festival asociado con la profecía.
 
En su santuario en Kildare, un grupo de 19 sacerdotisas “las brillantes” ó “las hijas vírgenes del fuego” mantenían una llama perpetua ardiendo en su honor. En el siglo XII Gerald de Gales escribió que cuando visitó el convento solía haber diecinueve mujeres a su servicio que se turnaban, una cada noche, para proteger el fuego vigilando la llama durante todo el año. 

Otra razón para honrar a Brigid en Imbolc, es la exaltación de fuegos sagrados, ya que simboliza el fuego del nacimiento y la curación, el fuego de la fragua y el fuego de la inspiración poética.
imbolc 1
By Lune Noire Photography
ACTIVIDADES DE TEMPORADA
La purificación a través del fuego y sus representaciones es un tema recurrente de este festival,  se conocía como –Saining- el proceso ritual de purificar algo exponiéndolo a llama abierta y era común durante la temporada encender una pequeña, pero simbólica iluminación interior para atraer la luz y el calor al hogar cargados de bendiciones.

Otro aspecto muy representativo estaba
relacionado con una semilla colocada en la tierra esperando a brotar con este despertar de la tierra representando nuestros planes y proyectos para el año que comienza; Imbolc se ha convertido en un tiempo tradicional e ideal para grupos neopaganos para tomar juramentos, e incluso en algunas tradiciones someterse a iniciaciones de caminos iniciáticos espirituales.
Otro aspecto del fuego sagrado resaltado durante Imbolc es la luz. Imbolc tiene lugar en el pico del invierno, a medio camino entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera. Los días en este punto del año están creciendo notoriamente más y el regreso de esta luz junto con la promesa de la primavera que trae, se celebra en Imbolc. Esta reverencia por la luz se transfirió a la iluminación de velas cuando la iglesia transformó Imbolc en Candelaria. Incluso hoy es tradición en algunas partes de Irlanda encender cada lámpara o vela en la casa la víspera del 2 de febrero.
 

MANOS A LA MAGIA

Bienvenida Brigid
En la víspera de la celebración era común durante el siglo XVIII tejer ‘cruces de Brigid’ de tallos de trigo, juncos o paja, y colocar el tejido en el alféizar de una ventana o desde las vigas para dar la bienvenida a Brígida, quien se dice que camina por la tierra en esta noche. Otra bella costumbre que les recomiendo ampliamente y tuve la oportunidad de experimentar cuando visite el Holy Thorn en Glastonbury, es la de atar algunas cintas de colores -según sea el caso de la petición- a algún árbol que tengan cercano a su hogar para que puedan ser bendecidas y cargadas por su espíritu errante en esta víspera y convertirse en poderosos hechizos de curación.
312b053ff2e382fdaed6f47e59075367
 
Otra tradición muy destacada desde la antigüedad  la desempeñaban las mujeres, tejiendo muñecas de maíz, trigo o paja, en forma humana y vistiéndolas de encaje blanco y lino conocidas como “Bridie Dolls”. Estas fueron decoradas con flores, conchas, cintas y cristales, ó con bisuterías especialmente brillantes unidas al área del corazón de la muñeca.

Estas figuras simbólicas de la diosa se colocarían entonces en una “cama”, por lo general una canasta o una pequeña caja, junto con una vara de abedul o sauce. La cama de la Diosa se colocaba en el interior del hogar. Una de las mujeres luego abría la puerta y gritaba suavemente, “La cama de la Diosa está lista”, a lo que las mujeres que quedaban dentro respondían: “Deja entrar a Bride, su fuego es bienvenido”. Al día siguiente, las adivinaciones y profecías se realizaban con los restos de las cenizas del hogar. Ver una “huella” de mujer en las cenizas fue especialmente afortunado.
6a277eef828360cf9aa82cc05f2ba0a0
Sin lugar a dudas Imbolc es uno de los momentos más mágicos del año ya que los ritos de purificación y renacimiento han existido desde siempre y se han ido adaptando con el paso del tiempo a todas las tradiciones y son patrimonio viviente de la evolución humana y su fe en los Dioses antiguos.
Como anuncios de la semana les comparto que este Domingo 11 de Febrero 2018 estaremos impartiendo el Taller de HECHIZOS DE AMOR impartido por Yoko Villaseñor de 12:00 a 17:00 hrs, único día -previa inscripción- en la Casa Salem Witch Store & Coffee Cdmx. 

¡FELIZ FIESTA DE LAS LUCES 2018! ELSA MARYA

imbolc 2

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s